EL MERCADO ESTA SEMANA Destacado

Hacia el cierre de la semana los agentes de inversión optaron por darse un respiro tras que: 1) Las utilidades de las empresas del sector retail mostrasen caídas en ventas por metro cuadrado equivalente más pronunciadas de lo anticipado; 2) El Senado optase por posiblemente postergar la introducción de la rebaja de los impuestos corporativos hacia 20% (desde el 35%) hacia el año 2019 difiriendo del plan propuesto por la Cámara de Representantes que los haría efectivos el año que viene. Esto impactaría adversamente a las utilidades proyectadas con las que viene operando el mercado bursátil ya que éstas estarían pronosticando que dicha rebaja impositiva se aprobaría en diciembre para entrar en vigencia durante el año 2018. Puede, también, que el Senado se esté dando cuenta de antemano las complejidades que implicará reformar el sistema tributario del país y que las discusiones acerca de este tema, dado que estamos entrando a las fiestas de fin de año partiendo con Thanksgiving el siguiente 23 de noviembre, continuarán entrando al año siguiente haciéndose más factible aprobar el recorte tributario durante el primer trimestre del año poniéndolo en ejecución en el 2019. Todo aquello desdiciendo al Presidente Trump quien anunció que los estadounidenses recibirían ésta reducción de impuestos como regalo de fiestas de fin de año. Finalmente, 3) El pasado jueves, a través de medios de prensa, se habría anunciado que el Departamento de Justicia estaría requiriendo que AT&T tenga que vender ciertos activos de Time Warner para poder llevar a cabo la fusión. Esto llevo por sorpresa a los agentes de inversión simplemente porque la integración no tiene complejidades de competencia horizontal, sino que tiene componentes de una integración vertical en una industria que viene sufriendo cambios estructurales tras la introducción de plataformas online con contenido de primer nivel. Estos tres factores hicieron que el Dow y el Nasdaq terminasen la semana a la baja tras ochos semanas consecutivas al alza cerrando en 23,422 puntos y 2,582 puntos, respectivamente. El Nasdaq, a su vez, también terminó la semana a la baja en 6,751 puntos tras seis semanas consecutivas al alza. 

Sin embargo, el ajuste semanal fue más pronunciado en Europa cuyos mercados cedieron en promedio -2.3% seguidos por los latinoamericanos los cuales se ajustaron en promedio -2.1% y los asiáticos, a excepción de China, los cuales cayeron en -0.4%. China fue la excepción dado que su gobierno anunció una serie de reformas profundas permitiendo que empresas extranjeras puedan tomar el control de empresas chinas adquiriendo 51% de la propiedad siendo que hasta la fecha el techo es de 49% sumándose aquello a cambios en la propiedad de empresas financieras, tema que abordaremos en mayor detalle a continuación. Entre medio el Presidente  Trump hizo noticias toda la semana a medida que viajaba a través de Asia donde la disensión con el empoderado Premier chino, Xi Jinping, se dejó sentir en la reunión de mandatarios de la APEC en Vietnam. Mientras que Trump hablaba de un pronunciado “nacionalismo económico” el líder chino hablaba de apertura y coordinación entre los países, algo que hace un par de años atrás hubiese sido a la inversa. Por el lado monetario hubo varios bancos centrales que optaron por mantener sus políticas monetarias intactas, a excepción de Perú quien decidió rebajar su tasa de instancia monetaria hacia 3.25% (-25 puntos), sin embargo, la mayoría de comunicados ratificaban una postura monetaria pro cíclica producto de la falta de presión inflacionaria. 

Partamos haciendo un breve paréntesis de los resultados empresariales estadounidenses tras que la gran parte de las empresas del sector retail, en particular las grandes tiendas por departamento, siguen registrando caídas en sus ventas producto de la competencia que le vienen haciendo empresas como Alibaba y Amazon. Evidentemente, y como se esperaba, las ventas por metro cuadrado equivalente (same store sales) de Macy’s, Kohl’s y Nordstrom reflejaron una vez más el cambiante modelo de negocios que viene enfrentando la industria hace varios años. Fue así que Macy’s registró una caída de -3.6% (esperado -2.6%) en ventas por metro cuadrado equivalente, Kohl’s sumó +0.1% (esperado -0.7%) y Nordstrom cerró el trimestre con una caída de -0.9% (esperado -0.3%). La única tienda por departamento que logró una misteriosa reversión en sus ventas por metro cuadrado equivalente fue JC Penny la cual registró un incremento de 1.7% siendo que el mercado esperaba una cifra más cercana a 0.5%. Adicionalmente, los resultados de Disney entraron por debajo de lo estimado ya que las utilidades por acción fueron de US$1.07 versus el estimado de US$1.12. La empresa anunció que estará desplegando una nueva trilogía de Star Wars mientras introduce un servicio más barato que el de Netflix con todo su contenido hacia finales del 2018. En el caso de Equifax, cuya empresa registró una intrusión masiva a su base de datos durante el tercer trimestre del año, ésta registró una caída en ventas del orden de -27% mientras que los resultados de Hertz, la empresa de alquiler de autos y transportes, entraron por encima de las expectativas de mercado permitiendo una reversión del ajuste que registró el precio de acción tras que su competidor Avis Budget registrase cifras muy por debajo de las expectativas de mercado el lunes pasado. Hasta la fecha han reportado 455 empresas del S&P 500 registrando un crecimiento en ventas del orden de 5.8% y en utilidades de 6.1% en relación a igual trimestre del año anterior. Esta semana tendremos la última tanda de empresas que estarán reportando dando curso formalmente al inicio de las ventas pre navideñas donde algunas empresas como Amazon han empezado a introducir ofertas antes del “Black Friday” que se llevará a cabo el próximo 24 de noviembre. Hay que también mencionar que el gigante Alibaba logró vender US$25 mil millones en productos en China el sábado en su venta anual de “Singles Day” superando los US$18 mil millones que vendió el año anterior en la misma fecha, con ello ratificando el cambiante mundo del retail. 

Por su parte el Senado hizo pública su propuesta para el recorte impositivo fijando no sólo una postergación en un año del recorte impositivo, como mencionásemos anteriormente, sino que también fijó siete escalones para los impuestos personales desde los cuatro planteados por la Cámara de Representantes. A su vez, los senadores republicanos se dieron más grados de libertad con las exenciones y deducciones tributarias presentadas con anterioridad todo con el afán de darse espacio para negociar acuerdos. Sin embargo, entre medio de esta discusión política debemos mencionar que aquellos congresistas que no van a la relección el siguiente año (noviembre 2018) suma y sigue, haciendo cada vez más compleja la aprobación de dicho programa por ambos estamentos políticos. Ello en parte porque algunos de ellos están en desacuerdo con los recortes tributarios y el deterioro del déficit fiscal en el corto plazo y otros porque el pasado martes el partido demócrata ganó la mayoría de los asientos de las gubernaturas y alcaldías por las cuales estaban compitiendo fijando una agenda más compleja para el año siguiente. Entre medio el Presidente Trump decidió, por ahora, marginarse de dicha discusión durante su larga estadía en Asia siendo tema central de su agenda el próximo martes tras su vuelta al país. 

Por su parte, tras la oferta hostil de US$ 105 mil millones realizada por Broadcom a Qualcomm, el Departamento de Justicia habría argumentado que la transacción entre AT&T y Time Warner estaba sujeta a la venta de CNN o alternativamente de Directv antes de aprobarse. A lo que AT&T, a través de su CEO, Randall Stephenson, señaló que la empresa no había propuesta ni sugerido, bajo ninguna circunstancia, la venta de CNN como parte del proceso y que la posible venta de Directv para cerrar la transacción con Time Warner no se había discutido como parte del acuerdo. Según Stephenson esta sería la primera integración vertical que rechazaría el Departamento de Justicia en casi 40 años sin una clara argumentación de que haya concentración en cualquiera de dichas industrias. Esta misma negativa de las autoridades gubernamentales podría también haber estado detrás de la fallida fusión entre Sprint y T-Mobile hace un par de días atrás. 

En China el gobierno anunció que estará ampliando la propiedad que podrán tener empresas extranjeras en China hacia 51% (desde el actual 49%) sin dar fechas formales, sin embargo, éste también mencionó que en tres años más las empresas de la industria financiera podrían ser vendidas en su totalidad a operadores extranjeros incluyendo bancos, aseguradores y administradores de fondos.

Esta semana que se avecina estará nuevamente recargada de datos macroeconómicos a nivel mundial. En Estados Unidos se publicarán los datos de inflación, producción industrial, ventas retail, indicadores de actividad manufacturera y cifras relacionadas al inicio de nuevas construcciones. En Europa se publicará la lectura preliminar del PIB y el dato de inflación. En Japón se conocerá el dato de inflación al productor y la revisión del crecimiento económico del tercer trimestre. En China habrá datos de actividad económica como son la producción industrial y las ventas retail. Por su parte, en el frente empresarial pondrá fin a la temporada de resultados trimestrales tras la publicación de Best Buy, Cisco, Dick’s Sporting Goods, Foot Locker, Home Depot, Target y Walmart entre otras. 

En el frente político Trump tendrá que no sólo lidiar con las divergentes visiones que tienen los senadores y representantes como parte del recorte impositivo sino que el fiscal especial, Robert Mueller, ahora estaría trayendo a luz pagos indebidos a otros asesores de la campaña de Trump dada la relación con Rusia. Según el mismo Trump su colega ruso, Vladimir Putin, le reiteró este fin de semana que su gobierno no habría interferido en el proceso electoral estadounidense siendo que hay pruebas que venían financiando campañas políticas. Finalmente, este martes siguiente los presidentes de los principales bancos centrales del mundo estarán realizando discursos desde un foro en Europa. Entre los exponentes estarán Janet Yellen (Estados Unidos), Mark Carney (Rein Unido), Mario Draghi (Euro Zona) y Haruhiko Kuroda (Japón).