Alvaro Pereyra

Alvaro Pereyra

Director, Sinopsis Bursatil
Domingo, 19 Noviembre 2017 16:04

Reposicionamiento Estratégico

Después de varios meses en los cuales los índices accionarios remaron al alza sin tregua fijando máximos históricos una y otra vez, la semana anterior tuvo un tinte de otro color, permitiendo que en la semana el Dow y el S&P 500 sufriesen un retroceso mientras que el Nasdaq lograse revertir tendencia impulsado por la continua demanda por instrumentos del sector tecnológico. Sin embargo, otros rincones del mercado bursátil mundial no lograron girar a medida que los agentes de mercado más sofisticados reposicionaban sus carteras de inversión reduciendo exposición al riesgo en la periferia para no estar sobreexpuestos entrando a la semana del festivo de Thanksgiving en Estados Unidos, donde los volúmenes transaccionales tienden a ceder significativamente y se van forjando determinados factores de incertidumbre que podrían generar volatilidad en lo que resta del año.

A pesar de que los mercados estadounidenses se han mantenido bastante estáticos en las últimas semanas los mercados europeos han cedido en promedio del orden de -3.2% desde sus máximos históricos registrados durante la primera quincena del año, el Nikkei japonés lo hizo en -2.4%, el mercado chino en -1.9% mientras que el ajuste promedio en Latinoamérica ha sido del orden de -4.2%. Por su parte, tanto la deuda “high yield” como la deuda emergente sufrieron un retroceso entrando al mes de noviembre ratificando la reducción generalizada de riesgo en las carteras de inversión de los hedge funds principalmente. Ahora, tal vez uno hubiese esperado que el mercado estadounidense liderase el ajuste, sin embargo, hay factores por los cuales éste ha sido el mercado de resguardo viéndose ello reflejado en la caída que sufrió la tasa soberana a 10 años estadounidense la cual cerró semana en 2.34% (- 5 puntos base).

Entre los elementos que debemos destacar se encuentran los siguientes factores: 1) La economía estadounidense sigue andando a buen trecho aunque con mayores presiones inflacionarias haciendo muy viable otro alza en la tasa de política monetaria en 25 puntos base llevándola hacia 1.5% en la próxima reunión de política monetaria de la Reserva Federal (FED); 2) El crecimiento económico registrado en otras economías desarrolladas y emergentes se habría resentido en semanas recientes, sin embargo e inmediatamente, las voces de los mandatarios monetarios se dejaron sentir en pos de restablecer la confianza de que hay un crecimiento sincronizado global; 3) Las utilidades de las empresas del S&P 500 durante el tercer trimestre del año se expandieron del orden de 6.2% mientras que las ventas lo hicieron en 5.9%, ambas cifras bastante mejor a lo esperado a principios de la temporada. Esta semana tanto Cisco y Walmart, tras sus reportes trimestrales, rentaron del orden de 5.6% y 7.2%, respectivamente, compensando el profundo desajuste que sufrió General Electric (GE) de -11.1% tras anunciar el recorte de su dividendo anual y fijar un rumbo menos diversificado en los próximos años; 4) El precio del petróleo retomó dirección al alza tras que Arabia Saudita anunciase que el recorte de producción por parte de los países de la OPEP se extendería más allá de marzo del 2018 aun cuando Rusia podría desalinearse del acuerdo según medios de prensa. Es de esperar que de aquí al 30 de noviembre, fecha en que la OPEP se pronunciará formalmente, a un año de haber instaurado el recorte de producción petrolero, el precio del crudo tenga movimientos bruscos simplemente porque le hegemonía de poder entre Arabia Saudita e Irán se está dejando sentir en toda la región del Medio Oriente; 5) En el frente político esta semana hubo grandes avances mientras que los quehaceres y tweets del Presidente Trump estuvieron fuera de la palestra noticiosa. Por un lado la Cámara de Representantes aprobó formalmente el recorte de impuestos mientras que el Senado aprobó su plan impositivo para ser votado por dicha cámara la siguiente semana con ello permitiendo una conciliación entre ambas propuestas antes de fin de año consintiendo que la ley se promulgue antes de la fiestas de fin de año si es que las diferencias entre representantes y senadores se liman rápidamente; Finalmente, 6) el son de mega fusiones en la industria de las telecomunicaciones y contenido volvió a rugir con fuerza tras que tanto Comcast como Verizon estarían en conversaciones con 21st Century Fox para adquirir parte de sus negocios. Ello logró aplacar la noticia relacionada a AT&T y Time Warner de que las empresas y el Departamento de Justicia se darán un periodo más extenso antes de dictaminar la posible venta de activos para llevarla a cabo sin tener que vender ni CNN ni DirecTV como se sugirió la semana anterior.

Por el lado macroeconómico estadounidense debemos mencionar que la mayoría de los datos inflacionarios mostraron mayores presiones al alza. Aun cuando la cifra general se desajustó hacia 2% (desde 2.2%) la lectura subyacente, aquella que excluye los precios de los alimentos y energía, cerró el mes de octubre en 1.8% (desde 1.7%) acercándose sigilosamente a la meta monetaria de 2%. Por su parte los datos de inflación al productor al productor entraron por encima de las expectativas de mercado tras que el dato general fuese de 2.8% (desde 2.6%) mientras que la lectura subyacente fue de 2.4% (desde 2.2%).  Entre medio las ventas retail se expandieron del orden de 4.6% (desde 4.8%) mientras que la relación ventas a inventario cedió hacia 1.36 veces (desde 1.38 veces). Adicionalmente, la producción industrial se expandió 2.9% (desde 2.1%) mientras que la capacidad utilizada superó el umbral de 77% por primera vez desde marzo del año 2015. Finalmente, el sector inmobiliario, a través del inicio de nuevas construcciones, mostró un dinamismo mayor al esperado ratificando el buen momento por el que atraviesa la economía. Es así que tanto la FED de Atlanta como la de Nueva York están estimando que el crecimiento económico del trimestre en curso superará el 3% mientras que los agentes de mercado están dando por hecho otra alza de tasas a finales de año a pesar de la compresión que estamos viendo en la parte larga de la estructura de tasas de interés. 

Por el lado internacional, en Japón el crecimiento económico del PIB del tercer trimestre fue de sólo 1.4% registrando una inusual caída en la demanda interna. Por su parte las ventas retail en el Reino Unido mostraron un desajuste del orden de -0.3% (desde +1.3%) registrando su primera caída desde marzo del año 2013. No obstante, e inmediatamente, el Presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, argumentó públicamente que mantendrán el programa de liquidez operativo hasta ver un camino inflacionario sostenible y que el instituto emisor esperará pacientemente a que ello ocurra. Con ello dando a entender que la política monetaria se mantendrá expansiva posiblemente pasado septiembre del 2018. Esta intervención verbal permitió que algunos mercados mundiales se afirmasen rápidamente hacia el cierre de la semana. Habiendo señalado  aquello daría la impresión que el sector financiero griego podría engendrar alguna sorpresa ya que los precios de sus acciones se vienen desajustando de sobre manera en línea con la reducción de riesgo perimetral que mencionásemos con anterioridad.

En el frente empresarial la semana comenzó con el desajuste de GE para luego recibir gratas noticias por parte de Cisco, Home Depot y Walmart, quienes cerraron la temporada de resultados. En GE el recientemente asignado CEO, John Flannery, anunció que la a empresa estará poniendo todo su esfuerzo en sus negocios base que incluyen aviación, energía y salud mientras que para resguardar a la empresa recortarían el dividendo en 50% y pondrán a la venta negocios no estratégicos que incluyen transportes e iluminación. En el caso de Cisco la empresa revirtió la tendencia que venían registrando sus ventas en últimos trimestres focalizando su potencial crecimiento en cloud computing en línea con muchos otros de sus competidores. Por su parte, Home Depot registró ventas por metro cuadrado equivalente de 7.9% siendo que se estimaba una cifra cercana a 5.8%. La empresa argumentó que los desastres naturales en el mes de septiembre habían incidido favorablemente en sus ventas. Finalmente, Walmart registró ventas por metro cuadrado equivalente que se expandieron 2.7% superando toda expectativa, acompañado de un incremento en ventas online en 50%. A diferencia de muchas otras empresas del sector retail, que delinearon crecimientos magros en las próximas semanas estivales, Walmart argumentó que dicha empresa tendrá un buen fin de año no sólo por un mayor gasto personal, sino que se ha registrado mayor tráfico en sus tiendas físicas.

Esta semana, que por lo demás será corta y tendrá muy bajos volúmenes producto del feriado de Thanksgiving este jueves 23 de noviembre, estará guiada por las lecturas preliminares de PMI de manufactura y las actas de las últimas reuniones de política monetaria de la Reserva Federal y el Banco Central Europeo, respectivamente. Entre medio el próximo viernes empezará formalmente la temporada de ventas pre navideña con Black Friday seguido de Small Business Saturday y Cyber Monday. Por ahora la Federación Nacional de Retail estima que 164 millones de estadounidenses estarán comprando durante el fin de semana largo tanto físicamente como online. Esta organización también estima que las ventas retail del mes de noviembre y diciembre se expandirán entre 3.6% a 4% a medida que el sentimiento del consumidor se mantiene alto. Con ello superando la cifra de 3.6% registrada el año anterior y el promedio de 3.5% al que se vienen expandiendo las ventas en los últimos cinco años.

Miércoles, 15 Noviembre 2017 11:24

Agrietado Escenario Bursátil

A medida que nos vamos acercando a las fiestas de fin de año, partiendo el siguiente jueves 23 de noviembre con la festividad de Thanksgiving en Estados Unidos, parecería que algunos inversionistas más sofisticados han empezado a recortar exposición a renta variable internacional, bonos extranjeros y bonos high yield estadounidenses buscando resguardar parte de las ganancias registradas durante los primeros tres trimestres del año. Sin duda alguna que en los últimos días el engranaje bursátil fundamentado en: 1) Un mayor crecimiento económico estadounidense (sin presiones inflacionarias); 2) Un crecimiento económico mundial sincronizado (también sin presiones inflacionarias); 3) Una saludable expansión en las utilidades de las empresas del S&P 500; 4) Los precios de los commodities energéticos y metalúrgicos y finalmente; 5) Un escenario político más benigno se ha empezado a agrietar. En el frente estadounidense, por ejemplo, ayer los datos de inflación al productor entraron por encima de las expectativas de mercado tras que el dato general fuese de 2.8% (desde 2.6%) mientras que la lectura subyacente, aquella que excluye los precios de los alimentos y energía, fue de 2.4% (desde 2.2%). En un par de horas más se estarán publicando los datos de inflación general que debiesen también registrar un alza producto de mayores precios del petróleo y actividad económica. Por el lado internacional, no sólo vimos una desaceleración en los indicadores de actividad en China publicados en horas recientes, tras que la producción industrial se expandiese en 6.2% (desde 6.6%) y las ventas retail lo hicieren en 10% (desde 10.3%). El miércoles Japón, a pesar de marcar siete trimestres consecutivos de expansión económica, marcó un crecimiento de 1.4% (desde 2.5%) sin que aún se hayan plasmado presiones inflacionarias.

En las últimas horas el Premier japonés, Shinzo Abe, llamó al sector privado a considerar aumentos salariales del orden de 3% para el siguiente año así generando el tan ansiado repunte inflacionario, sin embargo, el consumo interno se contrajo durante el tercer trimestre del año haciendo poco factible que los empresarios aumenten sus gastos salariales sin que haya un crecimiento más robusto en la demanda interna nipona. En el frente de las utilidades trimestrales ayer vimos como las ventas por metro cuadrado equivalente de Dick’s Sporting Goods y TJX dejaron mucho que desear al registrar cifras de -0.9% y cero, respectivamente, ambas por debajo de las expectativas de mercado. En un par de horas más también se estarán publicando las ventas retail que nos darán un pincelazo de la demanda interna a medida que nos vamos acercando al periodo de mayor consumo en el país. Sin duda alguna, Home Depot fue la excepción esta semana tras que sus ventas por metro cuadrado equivalente se expandieron del orden de 7.9% siendo que se estimaba una cifra cercana a 5.8%. La empresa argumentó que los desastres naturales en el mes de septiembre habían incidido favorablemente en sus ventas. Entre medio, el precio del petróleo se ha ajustado -5% en la última semana cediendo hasta US$55 el barril. Ello tras que la Agencia Internacional de Energía (AIE) proyectará un recorte en la demanda mundial de 100 mil barriles por día para lo que resta del año y el próximo. Adicionalmente, surgieron noticias de que Rusia no estaría de acuerdo con extender más allá de marzo el recorte de producción algo que se estará invocando el próximo 30 de noviembre en Viena por parte de los miembros de la OPEP. Finalmente, en el frente político daría la impresión que el Senado estadounidense está empezando a realizar modificaciones legislativas que podrían en jaque el acuerdo hasta pasadas las fiestas de fin de año. Tras la fiesta de Thanksgiving el Congreso tendrá prácticamente tres semanas para aprobar el programa impositivo antes de entrar en receso de fin de año. Para algunos el debate legislativo acerca de la reforma tributaria entre ambas cámaras de Congreso tomará más tiempo pudiendo extenderse hasta entrado al año 2018. 

Sin embargo, hasta la fecha el mercado bursátil estadounidense no ha sufrido los embates que vienen registrando otros mercados como el alemán y japonés cuyos índices acumulan caídas del orden de -4% en los últimos cinco días. De hecho, el S&P 500 ha logrado mantenerse por encima de los 2,575 puntos (actualmente en 2.579 puntos) quedando seguramente a la espera de los resultados trimestrales de Cisco y Walmart, empresas que estarán reportando sus cifras entre el miércoles y el jueves con ello cerrando la temporada de resultados. Inmediatamente el foco estará puesto en las ventas retail de fin de año partiendo con las estimaciones para el subsiguiente fin de semana dando inicio al periodo pre navideño el siguiente 24 de noviembre con Black Friday. Por ahora la Federación Nacional de Retail estima que las ventas retail del mes de noviembre y diciembre se expandirán entre 3.6% a 4% a medida que el sentimiento del consumidor se mantiene alto. Con ello superando la cifra de 3.6% registrada el año anterior y el promedio de 3.5% al que se vienen expandiendo las ventas en los últimos cinco años. Parte del argumento también proviene del efecto riqueza que se ha generado en el año llevando a que los consumidores estadounidenses gasten en promedio más durante este periodo. Los consumidores este año tendrán 32 días entre Thanksgiving y Navidad teniendo un par de días adicionales para ejercer su poder de compra. A su vez, algunas empresas como Amazon, Alibaba y Walmart han empezado a realizar ofertas a través de sus plataformas online en estas últimas semanas tratando de captar la mayor parte posible de los US$679 y US$682 mil millones que se estiman gastarán los consumidores en esta temporada.   

Lo que sí genera disonancia, y va asociado al recorte en la exposición de riesgo fue que la tasa soberana a 10 años rápidamente cedió nuevamente hacia 2.33% a pesar de las cifras de inflación al productor registradas ayer. Entre medio vimos como el dólar se depreció nuevamente dejando a la relación euro dólar en €1.185 y la paridad dólar yen girando en torno a ¥112.7.  

En conclusión, en el transcurso de las últimas jornadas, con los mercados de Alemania y Japón cediendo del orden de -4%, daría la impresión que el optimismo bursátil se empieza a agrietar. 

 

 

Domingo, 12 Noviembre 2017 15:54

EL MERCADO ESTA SEMANA

Hacia el cierre de la semana los agentes de inversión optaron por darse un respiro tras que: 1) Las utilidades de las empresas del sector retail mostrasen caídas en ventas por metro cuadrado equivalente más pronunciadas de lo anticipado; 2) El Senado optase por posiblemente postergar la introducción de la rebaja de los impuestos corporativos hacia 20% (desde el 35%) hacia el año 2019 difiriendo del plan propuesto por la Cámara de Representantes que los haría efectivos el año que viene. Esto impactaría adversamente a las utilidades proyectadas con las que viene operando el mercado bursátil ya que éstas estarían pronosticando que dicha rebaja impositiva se aprobaría en diciembre para entrar en vigencia durante el año 2018. Puede, también, que el Senado se esté dando cuenta de antemano las complejidades que implicará reformar el sistema tributario del país y que las discusiones acerca de este tema, dado que estamos entrando a las fiestas de fin de año partiendo con Thanksgiving el siguiente 23 de noviembre, continuarán entrando al año siguiente haciéndose más factible aprobar el recorte tributario durante el primer trimestre del año poniéndolo en ejecución en el 2019. Todo aquello desdiciendo al Presidente Trump quien anunció que los estadounidenses recibirían ésta reducción de impuestos como regalo de fiestas de fin de año. Finalmente, 3) El pasado jueves, a través de medios de prensa, se habría anunciado que el Departamento de Justicia estaría requiriendo que AT&T tenga que vender ciertos activos de Time Warner para poder llevar a cabo la fusión. Esto llevo por sorpresa a los agentes de inversión simplemente porque la integración no tiene complejidades de competencia horizontal, sino que tiene componentes de una integración vertical en una industria que viene sufriendo cambios estructurales tras la introducción de plataformas online con contenido de primer nivel. Estos tres factores hicieron que el Dow y el Nasdaq terminasen la semana a la baja tras ochos semanas consecutivas al alza cerrando en 23,422 puntos y 2,582 puntos, respectivamente. El Nasdaq, a su vez, también terminó la semana a la baja en 6,751 puntos tras seis semanas consecutivas al alza. 

Sin embargo, el ajuste semanal fue más pronunciado en Europa cuyos mercados cedieron en promedio -2.3% seguidos por los latinoamericanos los cuales se ajustaron en promedio -2.1% y los asiáticos, a excepción de China, los cuales cayeron en -0.4%. China fue la excepción dado que su gobierno anunció una serie de reformas profundas permitiendo que empresas extranjeras puedan tomar el control de empresas chinas adquiriendo 51% de la propiedad siendo que hasta la fecha el techo es de 49% sumándose aquello a cambios en la propiedad de empresas financieras, tema que abordaremos en mayor detalle a continuación. Entre medio el Presidente  Trump hizo noticias toda la semana a medida que viajaba a través de Asia donde la disensión con el empoderado Premier chino, Xi Jinping, se dejó sentir en la reunión de mandatarios de la APEC en Vietnam. Mientras que Trump hablaba de un pronunciado “nacionalismo económico” el líder chino hablaba de apertura y coordinación entre los países, algo que hace un par de años atrás hubiese sido a la inversa. Por el lado monetario hubo varios bancos centrales que optaron por mantener sus políticas monetarias intactas, a excepción de Perú quien decidió rebajar su tasa de instancia monetaria hacia 3.25% (-25 puntos), sin embargo, la mayoría de comunicados ratificaban una postura monetaria pro cíclica producto de la falta de presión inflacionaria. 

Partamos haciendo un breve paréntesis de los resultados empresariales estadounidenses tras que la gran parte de las empresas del sector retail, en particular las grandes tiendas por departamento, siguen registrando caídas en sus ventas producto de la competencia que le vienen haciendo empresas como Alibaba y Amazon. Evidentemente, y como se esperaba, las ventas por metro cuadrado equivalente (same store sales) de Macy’s, Kohl’s y Nordstrom reflejaron una vez más el cambiante modelo de negocios que viene enfrentando la industria hace varios años. Fue así que Macy’s registró una caída de -3.6% (esperado -2.6%) en ventas por metro cuadrado equivalente, Kohl’s sumó +0.1% (esperado -0.7%) y Nordstrom cerró el trimestre con una caída de -0.9% (esperado -0.3%). La única tienda por departamento que logró una misteriosa reversión en sus ventas por metro cuadrado equivalente fue JC Penny la cual registró un incremento de 1.7% siendo que el mercado esperaba una cifra más cercana a 0.5%. Adicionalmente, los resultados de Disney entraron por debajo de lo estimado ya que las utilidades por acción fueron de US$1.07 versus el estimado de US$1.12. La empresa anunció que estará desplegando una nueva trilogía de Star Wars mientras introduce un servicio más barato que el de Netflix con todo su contenido hacia finales del 2018. En el caso de Equifax, cuya empresa registró una intrusión masiva a su base de datos durante el tercer trimestre del año, ésta registró una caída en ventas del orden de -27% mientras que los resultados de Hertz, la empresa de alquiler de autos y transportes, entraron por encima de las expectativas de mercado permitiendo una reversión del ajuste que registró el precio de acción tras que su competidor Avis Budget registrase cifras muy por debajo de las expectativas de mercado el lunes pasado. Hasta la fecha han reportado 455 empresas del S&P 500 registrando un crecimiento en ventas del orden de 5.8% y en utilidades de 6.1% en relación a igual trimestre del año anterior. Esta semana tendremos la última tanda de empresas que estarán reportando dando curso formalmente al inicio de las ventas pre navideñas donde algunas empresas como Amazon han empezado a introducir ofertas antes del “Black Friday” que se llevará a cabo el próximo 24 de noviembre. Hay que también mencionar que el gigante Alibaba logró vender US$25 mil millones en productos en China el sábado en su venta anual de “Singles Day” superando los US$18 mil millones que vendió el año anterior en la misma fecha, con ello ratificando el cambiante mundo del retail. 

Por su parte el Senado hizo pública su propuesta para el recorte impositivo fijando no sólo una postergación en un año del recorte impositivo, como mencionásemos anteriormente, sino que también fijó siete escalones para los impuestos personales desde los cuatro planteados por la Cámara de Representantes. A su vez, los senadores republicanos se dieron más grados de libertad con las exenciones y deducciones tributarias presentadas con anterioridad todo con el afán de darse espacio para negociar acuerdos. Sin embargo, entre medio de esta discusión política debemos mencionar que aquellos congresistas que no van a la relección el siguiente año (noviembre 2018) suma y sigue, haciendo cada vez más compleja la aprobación de dicho programa por ambos estamentos políticos. Ello en parte porque algunos de ellos están en desacuerdo con los recortes tributarios y el deterioro del déficit fiscal en el corto plazo y otros porque el pasado martes el partido demócrata ganó la mayoría de los asientos de las gubernaturas y alcaldías por las cuales estaban compitiendo fijando una agenda más compleja para el año siguiente. Entre medio el Presidente Trump decidió, por ahora, marginarse de dicha discusión durante su larga estadía en Asia siendo tema central de su agenda el próximo martes tras su vuelta al país. 

Por su parte, tras la oferta hostil de US$ 105 mil millones realizada por Broadcom a Qualcomm, el Departamento de Justicia habría argumentado que la transacción entre AT&T y Time Warner estaba sujeta a la venta de CNN o alternativamente de Directv antes de aprobarse. A lo que AT&T, a través de su CEO, Randall Stephenson, señaló que la empresa no había propuesta ni sugerido, bajo ninguna circunstancia, la venta de CNN como parte del proceso y que la posible venta de Directv para cerrar la transacción con Time Warner no se había discutido como parte del acuerdo. Según Stephenson esta sería la primera integración vertical que rechazaría el Departamento de Justicia en casi 40 años sin una clara argumentación de que haya concentración en cualquiera de dichas industrias. Esta misma negativa de las autoridades gubernamentales podría también haber estado detrás de la fallida fusión entre Sprint y T-Mobile hace un par de días atrás. 

En China el gobierno anunció que estará ampliando la propiedad que podrán tener empresas extranjeras en China hacia 51% (desde el actual 49%) sin dar fechas formales, sin embargo, éste también mencionó que en tres años más las empresas de la industria financiera podrían ser vendidas en su totalidad a operadores extranjeros incluyendo bancos, aseguradores y administradores de fondos.

Esta semana que se avecina estará nuevamente recargada de datos macroeconómicos a nivel mundial. En Estados Unidos se publicarán los datos de inflación, producción industrial, ventas retail, indicadores de actividad manufacturera y cifras relacionadas al inicio de nuevas construcciones. En Europa se publicará la lectura preliminar del PIB y el dato de inflación. En Japón se conocerá el dato de inflación al productor y la revisión del crecimiento económico del tercer trimestre. En China habrá datos de actividad económica como son la producción industrial y las ventas retail. Por su parte, en el frente empresarial pondrá fin a la temporada de resultados trimestrales tras la publicación de Best Buy, Cisco, Dick’s Sporting Goods, Foot Locker, Home Depot, Target y Walmart entre otras. 

En el frente político Trump tendrá que no sólo lidiar con las divergentes visiones que tienen los senadores y representantes como parte del recorte impositivo sino que el fiscal especial, Robert Mueller, ahora estaría trayendo a luz pagos indebidos a otros asesores de la campaña de Trump dada la relación con Rusia. Según el mismo Trump su colega ruso, Vladimir Putin, le reiteró este fin de semana que su gobierno no habría interferido en el proceso electoral estadounidense siendo que hay pruebas que venían financiando campañas políticas. Finalmente, este martes siguiente los presidentes de los principales bancos centrales del mundo estarán realizando discursos desde un foro en Europa. Entre los exponentes estarán Janet Yellen (Estados Unidos), Mark Carney (Rein Unido), Mario Draghi (Euro Zona) y Haruhiko Kuroda (Japón). 

Miércoles, 08 Noviembre 2017 15:00

Cambios Tectónicos

A medida que el índice accionario S&P 500 se acerca a los 2,600 puntos (actualmente en 2.591 puntos) producto de un crecimiento económico estadounidense más robusto, un crecimiento económico mundial sincronizado, un crecimiento más acelerado en las utilidades de las empresas, un salto en los precios de los commodities energéticos y un ambiente político más constructivo ahora se suman las mega fusiones que se han anunciado en semanas recientes las cuales sustentan las prominentes valorizaciones de mercado. Entre ellas podemos destacar la oferta hostil realizada por la tecnológica Broadcom en US$105 mil millones por su par Qualcomm tras que la cadena de farmacias CVS acordase comprarse la aseguradora de salud Aetna en US$66 mil millones. Entre los intentos aparentemente fallidos en días recientes se encuentran la posible adquisición de Disney de la operación de entretenimiento de 21st Century Fox y aquella intentada por Sprint y T-Mobile al no poder acordar el control de la empresa fusionada. Puede que estas fusiones tengan entre ellas sinergias que permitan abaratar los costos para el cliente final, sin embargo, da la impresión que vienen impulsadas por los cambios estructurales y tectónicos a medida que algunos de los gigantes tecnológicos van tomando mayor injerencia en distintos ámbitos empresariales. 

En el comunicado, por ejemplo, de la oferta de Broadcom se da a entender que ésta habría sido bendecida por Apple tras que Broadcom anunciase que sus operaciones principales retornaban a Estados Unidos a partir del año siguiente. Por el lado de CVS la estrategia comercial busca una integración vertical entre asegurado y medicamento tras que Amazon decidiese entrar en la distribución masiva de medicamentos en los meses siguientes. Por su parte, se estima que Disney estuvo en conversaciones con 21st Century Fox buscando ampliar significativamente su plataforma de contenido producto de la creciente incursión de Amazon y Netflix en la generación de entretenimiento. Finalmente, de los comunicados realizados tanto por la administración Sprint como de T-Mobile se concluye que no había consenso en la dirección tecnológica que debían marchar las empresas conjuntas para fortalecerse frente a sus pares AT&T y Verizon a medida que éstas últimas van expandiendo sus plataformas tecnológicas y de distribución de contenido.  

Este cambio estructural del cual estamos hablando ya se siente en el día a día a medida que las empresas de tecnología van implementando nuevas formas de hacer negocios. Por ejemplo, tomemos la introducción del formato retail de Amazon Books. Efectivamente, Amazon ha abierto locales físicos donde se encuentra distribuyendo libros siguiendo un formato retail similar al de la quebrada Barnes & Noble. Sin embargo, la característica principal es que los libros y la mayoría de sus productos no tienen precios, sino  barras codificadas. Si uno está suscrito a Amazon Prime entonces con su smartphone puede escanear la barra y determinar el precio que rige en aquel instante, el cual, en un par de horas, dependiendo de la demanda y oferta puede cambiar momentáneamente. Con ello la empresa elimina el tener que estar fijando precios constantes por un periodo determinado de tiempo algo que seguramente empezará a implementar a través de su cadena de supermercados Whole Foods Market prontamente. Entre medio algunas cadenas de cine, para competir con Netflix, ahora ofrecen una suscripción mensual que le permite al usuario entrar al cine todos los días del mes a ver una película distinta por sólo US$10 al mes. Dicho monto es similar el costo de subscripción mensual de Netflix. Puede que este sea el primer paso a la muerte súbita del concepto de las multisalas de cine en el país. Es en este mismo contexto que a partir de mañana el foco de los resultados trimestrales estará puesto en la industria del retail que se ha visto completamente afectada por dichos cambios tectónicos incluyendo a JCP, Kohl’s, Macy’s, Nordstrom además de Disney. Es bajo este esquema cambiante que se viene forjando una corriente acerca de una mayor regulación de las empresas tecnológicas ya que se podría argumentar que varias de estas podrían estar ejerciendo poderes oligopólicos pudiendo en el mediano marginar más de lo esperado. 

 

Mas temas de la semana: los créditos de consumo en el mes de septiembre sumaron US$20,800 millones expandiéndose 5.6% en relación a igual mes del año anterior. Entre tanto, tras que los índices accionarios trepasen 26.6% en promedio desde el pasado 8 de noviembre, fecha en que fue electo el Presidente Trump, ayer el partido Republicano sufrió un revés en las urnas no sólo perdiendo gubernaturas a nivel estatal sino que también alcaldías a nivel local. Entre medio el recientemente nombrado encargado de regulación dentro de la Reserva Federal (FED), Randal Quarles, argumentó que bajo su mandato el proceso de regulación será más simple, transparente y colaborativo partiendo por los tests de estrés de la banca. Por su parte en China las exportaciones se desaceleraron hacia 6.9% (desde 8.1%) mientras que las importaciones lo hicieron hacia 17.2% (desde 18.6%). Entre medio Trump acaba de llegar a China donde sostendrá varias reuniones con  Xi Jinping tras haber nuevamente amenazado a Corea del Norte argumentando que no se debe subestimar el poderío bélico estadounidense. Finalmente, en el ámbito empresarial tras que Snap registrase una marcada desaceleración de usuarios y un desajuste severo en el precio de su acción, la empresa China Tencent anunció que habría adquirido 10% de la propiedad en meses recientes haciendo publica dicha compra en horas de esta mañana. Hoy el foco estará puesto en los resultados trimestrales de Nvidia cuya acción ha rentado casi 100% en lo que vamos del año.

Domingo, 05 Noviembre 2017 15:54

LOS MERCADOS ESTA SEMANA

El pasado viernes los principales índices accionarios estadounidenses alcanzaron sus máximos históricos basados en un engranaje simétrico que se viene registrando no sólo porque la economía estadounidense viene creciendo de manera sólida, como nos mencionó la Reserva Federal (FED) el pasado miercoles, tras su reunión de política monetaria, donde dejó todo intacto, sino también producto del crecimiento global sincronizado que se viene registrando a nivel mundial.

La economía de la Euro Zona se expandió 2.5% durante el tercer trimestre del año y su tasa de desempleo cedió hacia 8.9%,- su lectura más baja desde el año 2009-. En Japón el desempleo se mantuvo estructuralmente bajo en 2.8% mientras que sus autoridades monetarias ratificaron su política monetaria ultra expansiva manteniendo su tasa de instancia monetaria en -0.1%.

Aun cuando en el Reino Unido sus autoridades monetarias decidiesen subir su tasa de instancia monetaria en 25 puntos base hacia 0.5%, -la primera alza de tasas en una década-, las proyecciones del crecimiento económico de la región, a pesar del impacto adverso del Brexit, fue de 1.7% manteniendo una tasa de desempleo comprimida en torno a 4.3%, su nivel actual.

En China los PMI de actividad económica sufrieron un leve traspié, sin embargo, estos siguen en fase expansiva con el PMI compuesto, aquel que incluye los sectores de manufactura y servicios, girando en torno a 51 puntos (desde 51.4 puntos). En India, a pesar de la desaceleración que viene registrando su economía, ambas lecturas de actividad se mantuvieron en fase expansiva con el PMI de manufactura en 50.3 puntos y el de servicios en 51.7 puntos. En Brasil la tasa de desempleo cedió una vez más hacia 12.4% (desde 12.6%) ratificando que la economía va tomando tracción tras las sucesivas bajas en la tasa de política monetaria (actualmente en 7.5%).

El tercer elemento que viene impulsado a los mercados nace de los resultados empresariales los cuales vienen mostrando un dinamismo mejor al esperado. Ya con más de 400 empresas del S&P 500 habiendo reportado sus cifras del tercer trimestre del año, las ventas se vienen expandiendo del orden de 5.8% mientras que las utilidades lo vienen haciendo levemente por encima de 6%. A esto hay que sumarle la mejoría de los precios de los commodities, que además impulsan el dinamismo económico de varios países emergentes, con el precio del petróleo cerrando en torno a US$56 el barril rentando otro 2.8% en la semana seguido por el cobre que se viene asentando en torno a US$3.15 la libra.

Por el lado de la economía estadounidense, debemos partir con los datos de empleo publicados el viernes pasado tras que la economía generase 261 mil nuevos empleos en el mes de octubre y la tasa de desempleo cediese hacia 4.1% (desde 4.2%) alcanzando su menor nivel en 17 años. A su vez, las cifras de los dos meses anteriores fueron corregidas al aza en 90 mil nuevos empleos dejando a la cifra del mes de septiembre en territorio positivo (+18 mil). Entre medio la inflación salarial cedió hacia 2.4% (desde 2.8%) en línea con otras lecturas de inflación que se vienen desinflando algo que le da grados de libertad a la FED en los próximos trimestres. Esta cifra se publicó tras que la confianza del consumidor se encumbrase hacia 125.9 puntos (desde 120 puntos) alcanzando su mayor nivel desde el año 2000. Las ventas automotrices en el mes de octubre giraron en torno a 18.1 millones de unidades en términos anualizados (desde 18.6 millones de unidades) y el ingreso y gasto personal se expandiesen hacia 3% y 4.4%, respectivamente. Por su parte la tasa de ahorro nacional cedió hacia 3.1% desde 3.6% alcanzando su menor nivel desde el año 2007. Entre medio la inflación subyacente PCE, la lectura inflacionaria preferida por la FED, se mantuvo en 1.3% por segundo mes consecutivo aun cuando la inflación general PCE subió hacia 1.6% (desde 1.4%).

Por su parte, el Presidente Trump nominó a Jerome Powell, miembro de la FED desde el año 2012, como el siguiente mandatario del instituto emisor como reemplazo de la Presidenta Janet Yellen. El mercado reaccionó de renta fija tomó nota permitiendo que la tasa a 10 años ceda hacia 2.33% bajo el entendimiento que habrá continuidad monetaria bajo el mandato de Powell. A diferencia de Paul Taylor y Kevin Warsh, los otros dos candidatos que habían expresado su interés por mayores tasas de interés, Powell seguirá el curso gradual que viene adoptando la FED. 

En relación al crecimiento económico debemos mencionar que en la Euro Zona, a parte del crecimiento económico más robusto (2.5%) y una baja en la tasa de desempleo (8.9%), también se registró un leve deterioro en la inflación e inflación subyacente del mes de octubre. Por el lado general ésta cedió hacia 1.4% (desde 1.5%) y la subyacente cedió hacia 0.9% (desde 1.1%). No obstante, el PMI de manufactura mejoró hacia 58.5 puntos (desde 58.1 puntos).

Por su parte después que el Banco Central del Reino Unido (BOE) aumentase su tasa de política en 25 puntos dejándola en 0.5% éste proyectó, a través de su informe inflacionario trimestral, que la economía se expandiría en promedio 1.7% durante los siguientes años a pesar de la incertidumbre que viene generando el Brexit. Entre medio el PMI de servicios del Reino Unido mejoró hacia 55.6 puntos (desde 53.6 puntos) mientras que el de manufactura trepó hacia 56.3 puntos (desde 56 puntos).

En relación a Japón el Presidente del Banco Central (BOJ) argumentó, tras su reunión de política monetaria, que la inflación tendencial debiese continuar hacia la meta a medida que la economía va tomando tracción. Ello tras que la tasa de desempleo se mantuviese en 2.8%, la producción industrial se expandió 2.5% (desde 5.4%) y el gasto familiar se contrajese hacia -0.3% (desde 0.6%). Entre medio el BOJ proyectó menores presiones inflacionarias para el 2018 y 2019 bajando las tasas proyectadas hacia 0.8% (desde 1.1%) y 1.4% (desde 1.5%), respectivamente, ambas cifras alejadas del 2% inflacionario que tiene como meta el BOJ.

En el frente corporativo Factset estima que las ventas terminarán este trimestre expandiéndose del orden de 5.8% y las utilidades lo harán del orden de 6.2% en relación a igual trimestre del año anterior. Para este cuarto trimestre las expectativas son aún más auspiciosas con las ventas creciendo del orden de 6.2% y las utilidades por encima de 10%, algo que vienen justificando las valorizaciones que se vienen registrando. Esta semana pasada debemos destacar los resultados de Apple y Facebook. Por el lado de Apple, la empresa registró un crecimiento en ventas de 12% en relación a igual trimestre del año. La empresa señaló que su producto iPhone 8 registró el lanzamiento más exitoso de su historia y hubo colas en sus principales puntos de venta para su versión iPhone X durante el fin de semana. El precio de la acción rentó otro 5.8% en la semana llevando a la capitalización bursátil de la empresa hacia US$900 mil millones. Entre medio ésta anunció que había acumulado US$268.9 mil millones en liquidez. Por su parte, Facebook reportó cifras extraordinarias durante el tercer trimestre del año con ventas que superaron los US$10 mil millones expandiéndose del orden de 47% en relación a igual trimestre del año anterior. Entre tanto sus utilidades mostraron un crecimiento extraordinario de 79% registrando utilidades por acción.

Adicionalmente, en el frente político la Cámara de Representantes presentó su plan de recorte de impuestos manteniendo la rebaja del impuesto corporativo hacia 20% (desde 35%). Además, permitirán la repatriación de liquidez, estimada en US$2.6 trillones a una tasa preferencial de 12%. Simplificaron los escalones de siete a cuatro para los impuestos personales. Sin embargo, vimos como los precios de acciones del sector inmobiliario y private equity se ajustaron tras que la propuesta incluye techos en algunas reducciones impositivas, con ello afectando el financiamiento de dichos activos.

Esta semana el foco estará puesto en el entorno geopolítico a medida que el Presidente Trump viaja los siguientes once días por Japón, Corea del Sur, China, Filipinas y Vietnam. En el frente macroeconómico tendremos pocos datos incluyendo el otorgamiento de créditos de consumo y sentimiento del consumidor. Entre medio la discusión del recorte de impuestos entrará a la palestra en el Senado, quien podría presentar su propuesta la semana siguiente, todo con el afán de llegar a un consenso antes del feriado de Thanksgiving el próximo 23 de noviembre. En China tendremos la publicación de los datos de inflación a medida que las autoridades monetarias vienen inyectando liquidez de corto plazo a destajo. Finalmente, por el lado empresarial estarán en la palestra las empresas del sector retail hacia el cierre de la semana incluyendo a JCP, Kohl’s, Macy’s, Nordstrom además de Disney, Etsy y Zillow entre otras.

Miércoles, 01 Noviembre 2017 11:24

Efervescente Efecto Riqueza

A pesar del acto terrorista que cerró el mes de octubre el martes por la tarde en Nueva York, que dejó a ocho personas fallecidas y otra decena heridas, bajo el mismo modus operandi que Niza, Berlín y Barcelona, tras que un desalmado atropellase a personas inocentes con un vehículo de alto tonelaje, los mercados bursátiles terminaron el mes al alza acumulando retornos extraordinarios. A este punto parecería no hay duda alguna que: 1) La economía estadounidense va tomando mayor velocidad justificando algún comentario anti inflacionario por parte de la Reserva Federal (FED) tras su reunión de política monetaria el miércoles por la tarde; 2) En octubre el crecimiento económico sincronizado mundial se fortaleció mientras que los institutos emisores de Brasil, Colombia, Europa, Japón y Rusia optaron por mantener su política monetaria laxa entrando a la recta final del año permitiendo que la efervescencia que emana del efecto riqueza vaya tomando tracción; 3) Los resultados empresariales de las empresas del S&P 500 durante el tercer trimestre se están expendiendo del orden de 5% en relación a igual trimestre del año anterior superando toda expectativas de mercado justificando, para muchos, la valorización de mercado; 4) Los precios de la mayoría de los commodities energéticos y metalúrgicos, liderados por el precio del petróleo, el cual se encumbró hacia US$55 el barril, van al alza dada la mayor demanda mundial y finalmente; 5) Daría la impresión que el partido Republicano logrará un acuerdo político en las próximas semanas en pos de adoptar un recorte tributario, con ello añadiendo al optimismo plasmado. Es así que el Dow cerró el mes en 23,377 puntos acumulando un retorno cercano a 4.3% (18.3% en el año), el S&P lo hizo en 2,575 puntos trepando 2.2% en octubre (15% en el año) y el Nasdaq tomó tracción en días recientes hacia 6,728 puntos acumulando un retorno de 3.6% (25% en el año). Entre tanto, en las últimas horas el Nikkei japonés rentó 1.9% permitiendo que éste alcanzase su mayor nivel desde 1996 mientras que el Dax alemán partió el mes de noviembre rentando 1.6% alcanzado su mayor nivel histórico. Por ahora, a pesar del optimismo que se viene plasmando la tasa soberana a 10 años se mantuvo por debajo de 2.4% mientras que la paridad cambiara euro dólar sigue girando en torno a €1.16 y la relación dólar yen cerró el mes en ¥114. 

Partamos por los datos macroeconómicos estadounidenses tras que la confianza del consumidor se encumbrase hacia 125.9 puntos (desde 120.6 puntos) alcanzando su mayor nivel desde el año 2000. Por su parte los precios de los bienes inmuebles medidos por el índice Case & Shiller se expandieron 5.9% (desde 5.8%) mientras que el PMI de Chicago mejoró hacia 66.2 puntos (desde 65.2 puntos). El miércoles se estima que el dato de empleo privado del mes de octubre girará en torno a 200 mil mientras que el dato general, que se publicará el viernes, rondará los 320 mil nuevos empleos ratificando el buen momento por el que está atravesando la economía. Es de esperar que esta tarde la FED se pronuncie con algún comentario anti inflacionario ratificando la siguiente alza en la tasa de política monetaria el próximo 13 de diciembre. 

En el frente internacional, el martes vimos como la economía europea se expandió más rápido de lo que se esperaba durante el tercer trimestre del año (2.5%) y el miércoles en Japón el PMI de manufactura se mantuvo en fase expansiva en 52.8 puntos (desde 52.9 puntos) mientras que en China e India ambas lecturas reflejaron cifras de 51 puntos (sin cambio alguno) y 50.3 puntos (desde 51.2 puntos). En India la desaceleración en el otorgamiento de crédito durante el tercer trimestre se está empezando a reflejar sin embargo, la semana antepasada el gobierno anunció un programa para robustecer el capital de la banca y conceder nuevos créditos. Por ahora los bancos centrales de Europa y Japón han optado por seguir inyectando liquidez a destajo mientras que sus pares de Brasil, Colombia y Rusia rebajaron sus tasas de política monetaria para impulsar aún más sus economías. La excepción emanó de México cuya economía, impactada por los desastres naturales de septiembre, se contrajo durante el tercer trimestre -0.2% algo que no ocurría desde el año 2013, pero que debiese incentivar para que su instituto emisor procede de igual manera que sus pares regionales. 

En relación a las utilidades trimestrales las ventas se vienen expandiendo del orden de 6% y las utilidades lo están haciendo del orden de 5% quedando el miércoles a la espera de la publicación de los resultados Facebook, Groupon, Kraft Heinz, Shake Shack y Tesla y el jueves de Apple, Berkshire Hathaway, Herbalife, Starbucks y Zoetis entre muchas otras. Sin duda alguna que el foco estará puesto en la demanda que vienen exhibiendo los productos iPhone 8 y iPhone X de Apple tras el cierre de mercado el jueves por la tarde. 

Por su parte el precio del petróleo acumuló un alza cercana 6% en el mes de octubre trepando hacia US$55 el barril mientras que el cobre rentó 8.4% hacia US$3.15 la libra. Sin duda alguna ambos se han beneficiado de la creciente demanda mundial acompañados de restricciones en la oferta. Se espera que a finales de mes la OPEC y Rusia extendiendo los recortes de producción petrolero hasta finales del año 2018 tras que autoridades de Arabia Saudita y Rusia públicamente se adhiriesen a símil discurso. 

Finalmente, la crisis política en Cataluña finalmente desembocó en la disolución del parlamento y una toma de control agilizada por parte del gobierno central de Mariano Rajoy. En Estados Unidos aún habrá ruido emanando de las acusaciones criminales dada la relación con Rusia por parte de algunos asesores del Presidente Trump, mientras que éste nombra al nuevo Presidente de la FED y emprende viaje a Asia en las próximas horas. 

En conclusión, la efervescencia que emana del efecto riqueza, a medida que los mercados accionarios siguen al alza sin tregua, está incidiendo favorablemente sobre la demanda global.   

 

 

Domingo, 29 Octubre 2017 15:35

EL MERCADO ESTA SEMANA

El conjunto de factores que vienen impulsado a los índices accionarios hacia sus máximos históricos en meses recientes volvió hacerse presente la semana anterior tras que: 1) La economía estadounidense se expandiese 3% durante el tercer trimestre del año sin acusar impacto alguno por parte de los huracanes Harvey e Irma durante el mes de septiembre; 2) Las lecturas preliminares de actividad económica compuesta a nivel global dieran fe de un crecimiento económico sincronizado acompañado de política monetaria procíclica no sólo en la Euro Zona sino que también en Colombia, Brasil y Rusia, entre otros países; 3) Las utilidades de las empresas del S&P 500, que publicaron sus resultados en la semana, sobre pasaron todas expectativa en particular aquellas cifras como las de Alphabet, Amazon, Intel y Microsoft, quienes mostraron crecimientos en ventas tomando mayor tracción entrando a la recta final del año; 4) Los precios de los commodities manteniéndose firme a pesar de los bruscos movimientos en las paridades cambiarias dejando al precio del petróleo girando en torno a US$54 el barril, el oro rotando cercano a US$1,275 la onza y el precio del cobre desinflándose levemente hacia US$3.10 la libra; y finalmente, 5) A pesar de la incertidumbre que emana de la región española de Cataluña, tras que el gobierno central de Madrid impusiese el control de ésta el pasado viernes por la noche,  una vez que dicha región ejerciese formalmente su independencia, en la semana el estamento político estadounidense republicano dio varios pasos hacia adelante para recortar los impuestos corporativos en los meses siguientes y el líder chino Xi Jinping se estableció como líder supremo en China durante los próximos cinco años sin sucesor alguno por ahora poniendo el dogma de un “rejuvenecimiento nacionalista” por delante.

Fue ante este escenario bursátil radiante que los tres índices accionarios estadounidenses alcanzaron sus máximos históricos dejando al Dow en 23,434 puntos mientras que el S&P cerró en 2,581 y el Nasdaq subió hacia 6,701 puntos con el índice de volatilidad situándose una vez más por debajo de 10 puntos sin prever un alto grado de incertidumbre entrando al mes de noviembre.

Por su parte la tasa soberana a 10 años mostró un mayor grado de volatilidad tras partir la semana cercana a 2.38% para luego, a media semana, trepar hasta 2.45% bajo la presunción de que habra menores presiones inflacionarias, las cuales se fueron disipando a medida que fueron pasando las horas permitiendo que finalmente ésta cerrase en 2.41%. Por su parte el dólar tendió a apreciarse casi 1.5% frente al euro dejando a la paridad cambiaria en €1.16 mientras que el intercambio con el yen se mantuvo en ¥113 .67 quedando a la espera de las reuniones de política monetaria del Banco Central de Japón (BOJ) y la Reserva Federal (FED) en las próximas horas. 

Esta semana, producto del cambio de mes, estará cargada de datos macroeconómicos, reuniones de política monetaria, resultados trimestrales y eventos políticos que marcarán el cierre del mes de octubre, cuyos retornos han sido extraordinarios.

En la semana se estarán publicando los PMI de actividad económica oficiales del mes de octubre partiendo con los datos de Japón y China para luego seguir con los europeos y estadounidenses. A su vez, en Estados Unidos tendremos la publicación del ingreso y gasto personal, la tasa de ahorro, el índice de precios inmobiliarios Case & Shiller, la confianza del consumidor, ventas automotrices del mes de octubre, la cifra de empleo privado ADP y los datos de empleo general hacia el cierre de la semana. Por ahora se estima que la economía habría generado 320 mil nuevos empleos, compensado el desajuste generado por los huracanes en el mes de septiembre, mientras que la tasa de desempleo subiria levemente hacia 4.3% (desde 4.2%) y la inflación salarial se desinflaria hacia 2.7% (desde 2.95). Ademas a media semana, la Reserva Federal (FED) estará dictaminando política monetaria donde no se estima cambio alguno sino hasta la siguiente reunión a mediados de diciembre. Los agentes de inversión estarán buscando algún indicio de que la FED anda más preocupada de la inflación siendo que por ahora no hay ningún indicio de aquello.

En Europa se publicarán las lecturas del sentimiento económico, el crecimiento del PIB del tercer trimestre, la lectura preliminar de inflación de octubre y los datos de desempleo regional. En el Reino Unido se publicará el reporte de inflación trimestral un par de horas antes de que el Banco Central de Inglaterra (BOE) dictamine política monetaria. Por ahora hay un segmento que espera un alza en la tasa de instancia monetaria de 25 puntos base dejándola en 0.5%, sin embargo, hay quienes preferirían esperar hasta finales de año antes de proceder con dicha alza aun cuando la inflación inglesa se ha encumbrado hacia 3%. En Japón se conocerán los datos de desempleo, gasto familiar y producción industrial que no debiesen alterar en nada el programa monetario que estará reiterando el Banco Central de Japón el siguiente 31 de octubre.

Adicionalmente, por el lado empresarial en Estados Unidos, durante la semana estarán reportando Apple, Berskshire Hathaway, Electronic Arts, Facebook, Groupon, Starbucks, Tesla y Under Armour entre muchas otras. Por su parte, Apple formalmente entrega algún indicio del lanzamiento de su versión iPhone 8 y la lista de espera de su versión iPhone X, cuyo precio está levemente por debajo de US$1,000 por unidad, que formalmente empezará a distribuirse el viernes 3 de noviembre con fecha de entrega estimada a principios del mes de diciembre.  Finalmente, en las próximas horas el Presidente Trump debiese nombrar al candidato a Presidente de la FED, donde la decisión parecería estar inclinada por Jerome Powell. Esta decisión debiese anunciarse antes del prolongado viaje de once días que estará realizando Trump a Japón, Corea del Sur, China, Filipinas y Vietnam quedando todos a la espera de un acuerdo republicano para rebajar los impuestos antes del próximo 23 de noviembre fecha en que se celebra Thanksgiving.  

Aun cuando la expectativa de crecimiento económico del país para el tercer trimestre del año se centraba en 2.7% la cifra preliminar oficial fue de 3% (desde 3.1% registrada el segundo trimestre del año). Evidentemente, vimos como el gasto en consumo se desaceleró hacia 2.4% (desde 3.3%), no obstante, la inversión mostró un crecimiento más robusto del orden de 6% (desde 3.9%) permitiendo otro trimestre con crecimientos en torno a 3%. Entre medio el sentimiento del consumidor se mantuvo en 100.7 puntos (dese 101.1 puntos) ratificando la buena predisposición al consumo e inversión por parte del consumidor estadounidense. Adicionalmente, vimos como los precios de las viviendas en Estados Unidos, medidos por el índice FHFA, continuaron expandiéndose saludablemente 6.6% (desde 6.5%) mientras que las ventas de viviendas nuevas alcanzaron su mayor nivel desde octubre del año 2007 cerrando en 667 mil registrando un crecimiento de 17% en relación a igual mes del año anterior. Los inventarios inmobiliarios cedieron hacia 5 meses de inventario (desde 6 meses) poniendo aún más presión sobre la dinámica de la industria inmobiliaria.

Por otro lado las ordenes de bienes durables se expandieron 8.3% año a año (desde 5.5%) permitiéndonos concluir que la inversión va tomando tracción en la recta final del año. Es bajo este escenario que la FED no debiese hacer demasiada batahola en sus comentarios este miércoles 1 de noviembre dejando una posible alza en su tasa de instancia monetaria de 25 puntos base hacia 1.5% en su última reunión del 13 de diciembre, donde los agentes de mercado le están asignando una probabilidad de alza cercana a 98%.   

En el frente monetario europeo el Banco Central Europeo decidió extender su programa de liquidez comprando €30 mil millones mensuales desde enero hasta septiembre del próximo cerrando estos dos últimos meses comprando €60 mil millones. Además, su Presidente, Mario Draghi, argumentó que el programa de liquidez podría ampliarse en cualquier momento si es que el crecimiento económico no tomaba mayor tracción para llevar la inflación hacia 2% (desde el actual 1.5%) mencionando que por ahora el flujo de crédito había procedido sin fricción alguna permitiendo avizorar un buen año 2018. En su discurso se alejó completamente de la crisis política española que se viene desplegando enfatizando nuevamente la necesidad de que los gobiernos centrales europeos sigan implementando las reformas necesarias en pos de un crecimiento más estable. Añadido a este escenario monetario más extenso en la semana los bancos centrales de Brasil, Colombia y Rusia optaron por rebajar sus tasas de instancia monetaria hacia 7.5% (-75 puntos base), 5% (-25 puntos base), 8.25% (-25 puntos base), respectivamente, añadiendo con ello medidas pro cíclicas en pos de un mayor crecimiento económico sincronizado. 

En el frente corporativo a la fecha han reportado 275 empresas del S&P 500 estimándose que la temporada terminará con un crecimiento en ventas cercano a 5.7% y las utilidades lo harán en 4.7%, ambas cifras superando los pronósticos planteados a principios de la temporada. En este mismo contexto, las empresas del sector tecnología tuvieron un trimestre más que saludable tras que los ingresos de Alphabet se expandiesen 24%, los de Amazon en 34%, Microsoft registró un aumento en ventas de 12% e Intel registró un crecimiento del orden de 34%. Inclusive Twitter logró recortar sus pérdidas trimestrales magistralmente señalando que en el año 2018 lograrán generar utilidades finalmente. Fue así que el precio de Alphabet trepó 2.9% en la semana, el de Amazon lo hizo en 12%, Microsoft rentó 6.3% e Intel lo hizo en casi 10%. No obstante, por el lado negativo vimos como el precio de GE se desplomó del orden de -12.8% en la semana quedando todos a la espera formal del 13 de noviembre donde la gerencia delineará su estrategia en pos de revertir la tendencia negativa que vienen registrando sus ventas. 

Finalmente, en el ámbito político este lunes debiese conocerse el primer nombre de la persona que estaría siendo enjuiciada criminalmente producto de la relación entre los asesores electorales de Trump y el gobierno ruso tras que el fiscal especial, Robert Mueller, decidiese proceder de dicha manera, abriendo con ello un prolongado proceso que podría involucrar a personas cercanas a la administración Trump. Sin embargo, el partido republicano tratará de agilizar el trámite de un recorte impositivo buscando atenuar la preocupación política de dicho evento frente al electorado.

Miércoles, 25 Octubre 2017 10:47

Injerencia Política

Hace una semana el índice accionario Dow estaba sobrepasando el umbral de 23,000 puntos basado en un: 1) Un crecimiento económico estadounidense más robusto; 2) Un crecimiento global sincronizado; 3) Utilidades de las empresas estadounidenses durante el tercer trimestre del año mejores a las esperadas; 4) Precios de los commodities estables o tendientes al alza y finalmente; 5) Una injerencia política más pronunciada a través de un posible recorte de impuestos corporativos y personales. Ha sido bajo esta misma plataforma que ayer el Dow cerró con bastante facilidad en 23,442 puntos, el S&P 500 trepó hacia 2,569 puntos y el Nasdaq cerrase en 6,598 puntos con el índice de volatilidad (VIX) subiendo levemente por encima de 11 puntos aduciendo un poco más de incertidumbre seguramente producto del fuerte repunte que ha registrado la tasa soberana a 10 años la cual actualmente se encuentra girando en torno 2.45% rompiendo el umbral de 2.4% que mantuvo durante prácticamente todo el año. Efectivamente, a medida que la lectura preliminar PMI compuesta en Estados Unidos trepó hacia 55.7 puntos (desde 54.6 puntos) durante el mes de octubre liderado por crecimientos en ambos el sector manufacturero hacia 54.5 puntos (desde 53 puntos) y el de servicios hacia 55.9 puntos (desde 55.1 puntos) la preocupación acerca de un incipiente proceso inflacionario en los meses que viene va incorporando mayores alzas de tasas futuras. Por ahora se estima que la economía estadounidense habría crecido del orden de 2.7% durante el tercer trimestre del año (desde 3.1%). Por el lado del crecimiento global las lecturas preliminares de PMI publicadas en las últimas horas por parte de Brasil, China, Rusia y la Euro Zona dan fe de que hay un crecimiento estable entrando a la recta final del año.

Además, el miércoles por la mañana se publicó el crecimiento económico del Reino Unido del tercer trimestre que subió marginalmente hacia 1.6% en términos anualizados (desde 1.5%) ello en un contexto donde las autoridades monetarias tendrán que decidir si es que recortan el programa de liquidez extraordinario que vienen implementando o alternativamente suben la tasa de instancia monetaria. Aquella misma decisión estará delineando mañana a primera hora el Banco Central Europeo (BCE) donde se espera que calendaricen el programa de recorte de liquidez y también designen un avance acerca de posibles alzas en la tasa de interés. Ello en un contexto donde la encuesta Ifo alemana sobre pasó las expectativas de mercado trepando hacia 116.7 puntos (desde 115.3 puntos) ratificando el optimismo con el cual viene operando el motor de la economía europea. Por su parte en términos de los resultados trimestrales ayer vimos como dos de los componentes del Dow explicaron casi 80% del repunte del índice tras que Caterpillar y MMM reportasen cifras mejores a las esperadas permitiendo con ello que el precio de sus acciones trepasen 5% y 5.9%, respectivamente. Contrarrestando dicho comportamiento estuvo el resultado de Chipotle que en el pre market viene desajustándose del orden de -11% tras que sus ventas entrasen por debajo de las expectativas de mercado.

Habiendo denotado aquello por ahora la mayoría de los resultados siguen reflejando un buen crecimiento en ventas y utilidades durante el tercer trimestre. Por el lado de los commodities el precio del petróleo ha logrado mantenerse rotando en torno a US$52 el barril ya por varias semanas consecutivas mientras que el precio del cobre sigue por encima de US$3.17 la libra dado el robusto crecimiento que viene reflejando China. En el frente político, tema que abordaremos en mayor detalle a continuación, el Presidente Trump sigue ejerciendo su poder en pos de aprobar un recorte impositivo en las semanas siguientes sosteniendo ayer una reunión con la cúpula de senadores republicanos para discutir los pormenores de la ley. El miércoles se dio a conocer el Comité del Partido Comunista de China que estará acompañado al Premier Xi Jinping en su segundo quinquenio gubernamental donde llama extremadamente la atención la falta de un sucesor como en periodos anteriores. Por lo general el comité ha incluido una persona más joven en preparación para el siguiente cambio de gobierno, no obstante, parece que Xi Jinping estaría buscando perpetuar su legado por un tercer mandato posicionándose eventualmente sobre Mao Zedong. Finalmente, en el ámbito monetario el Banco Central de Argentina ayer decidió subir su tasa de instancia monetaria en 150 puntos base hacia 27.75% para acelerar de manera más aguada el proceso de desinflacionario mostrando un grado de independencia del estamento político que se viene acomodado tras las elecciones legislativas sostenidas el domingo pasado donde el Presidente Macri logró fortalecer su gobierno. Esta tarde, entre medio, se espera que el Banco Central de Brasil bajará su tasa de instancia monetaria entre 50 a 75 puntos base (desde la actual 8.25%) tras que la inflación cediese hasta 2.5% dándole grados de libertad para consolidar el incipiente crecimiento que viene registrando su economía. 

A este punto, después de que martes el Presidente Trump, a través de su cuenta Twitter, decidiese enunciar que el mercado accionario sigue alcanzando su máximos históricos y que el mercado laboral se encuentra en buen pie no debiese haber duda alguna que el gobierno esta tratando de ejercer una injerencia política sobre el recorte impositivo aduciendo un posible desajuste bursátil si es que no se aprueba dicho proceso. Algo que ya la semana anterior había esgrimido el Secretario de la Tesorería, Steven Mnuchin. Daría la impresión por ahora que el gobierno se quiere atribuir el repunte bursátil de este año como si fuesen sus logros y sus medidas extraordinarias las que estarían explicando dicha alza, dejando de lado todos los otros elementos que mencionásemos anteriormente y que para algunos como Larry Fink, el CEO de Blackrock, tienen mayor incidencia. De hecho el martes Fink públicamente señaló que el repunte accionario a la fecha se debía al repunte económico que había sufrido la economía mundial y que eventualmente, un recorte impositivo hay sea este o si siguiente trimestre, tendría una incidencia marginal. Sin embargo, si es que el gobierno se quiere atribuir el rally accionario mundial debemos preguntarnos es ¿Cémo será que éste lo perpetuará o mantendrá estable el siguiente año?  

En conclusión, parte del repunte en las tasas largas estadounidenses está empezando a incorporar el riesgo de la injerencia política que está tratando de insinuar el gobierno sobre el mercado bursátil. 

 

 

Domingo, 22 Octubre 2017 16:12

EL MERCADO ESTA SEMANA

Otra semana histórica fue la pauta que marcó la semana anterior tras que el índice Dow pasase el odómetro de los 23,000 puntos trepando rápidamente hacia 23,329 puntos, liderado por una extraordinaria demanda por IBM, cuyo precio de su acción subió 10.2%; el índice S&P 500 marcase nuevos máximos cada día de la semana cerrando levemente por encima de 2,575 puntos; y finalmente el Nasdaq cerrase en 6,629 puntos acumulando una rentabilidad de 23.1% en lo que vamos del año liderado por un repunte extraordinario del sector tecnología.

Entre medio hubo aquellos que trataron de fijar un lúgubre paralelismo entre lo que viene ocurriendo con los mercados accionarios estadounidenses en los últimos meses con lo ocurrido hace 30 años atrás, (Black Monday) cuando el 19 de octubre del año 1987 el mercado se desajustó -22.6% en un solo día. Entre los factores que impulsaron al rally que se plasmó en la semana partimos y terminamos la semana con comentarios de la Presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, señalando que la normalización monetaria deberá proceder de manera gradual ante la persistente falta de inflación sin embargo, también adujo que la probabilidad de que el instituto emisor tenga que adoptar medidas extraordinarias, como la de llevar la tasa de interés hacia cero, era desagradablemente alta. A estos comentarios monetarios más flexibles se sumaron los presidentes de los bancos centrales de China, Europa y Japón mientras que el del Reino Unido, tendrá una labor más compleja tras que la inflación en dicho país se encumbrase hacia 3%.

El segundo factor que influyó de sobre manera sobre el comportamiento bursátil provino de los muy buenos resultados trimestrales que continuaron publicando las bancas de inversión, sumándose a al desempeño que habían registrado sus pares más tradicionales la semana anterior. A ello se sumaron muy buenas cifras por parte de IBM, Netflix y Travelers que impulsaron el dinamismo que conlleva el mercado. Por el lado contrario los resultados de GE y Procter & Gamble dejaron que desear ya que sus ingresos se están viendo perjudicados por la falta de adaptación a una demanda cambiante donde ambas empresas se están viendo amenazadas internamente por inversores activistas que están pidiendo cambios drásticos en búsqueda de desencadenar valor para el inversionista minoritario.

El tercer elemento que jugó a favor fue la aprobación por parte del Senado estadounidense de un marco presupuestario para el 2018 que contempla un agresiva baja de impuestos que tendrá que ser ahora negociada con la Cámara de Representantes, que también, con solo votos Republicanos, había aprobado un programa fiscal hace un par de semanas atrás. Esto permitió que se plasmase un optimismo de que la rebaja tributaria, tanto para empresas como personas, tendrá pretensión de ser aprobada antes de finales de año logrando tener una marcada incidencia sobre los resultados trimestrales del año siguiente.

Añadido a todo esto, en el convulsionado ámbito político el Premier chino, Xi Jinping, delineó un nuevo rumbo para su país estableciendo su propio dogma con aspiraciones geopolíticas globales posicionando al gigante asiático como un eje primordial económico, político y social en las próximas décadas. Sin embargo, la nota de cautela, provino de su mandatario monetario, Zhou Xiaochuan, quien argumento, frente a los 2,300 delegados reunidos en este decimonoveno concilio quinquenal del Partidos Comunista chino, que podríamos estar frente a un “momento Minsky”, algo que tuvo una incidencia transitoria y difusa sobre los mercados bursátiles.

En Japón el Premier, Shinzo Abe, acaba de acentuar su poder político al registrar aproximadamente 300 de los 465 curules de la Cámara Baja bajo su mandato pudiendo con ello realizar cambios a la constitución. Estos reforzados poderes políticos, además, le permitirán a Abe sortear mejor el cambiante escenario geopolítico asiático donde la ambición china fue plasmada en las 3 horas y media que discurso de Xi Jinping el pasado miércoles, y el volátil escenario bélico que siempre añade el líder norcoreano Kim Yong-un.

En el frente europeo la crisis entre el gobierno central español y el separatista gobierno de Cataluña entrará en una nueva fase tras que Mariano Rajoy decidiese finalmente ejercer poderes constitucionales para administrar dicha región tras las esquivas respuestas planteadas por el Presidente catalán, Carles Puigdemont, ante una elusiva declaración de independencia. Esta crisis se prolongará ya que es inédita en su historia y tiene cierto apoyo formal por parte de la población catalana. Además, reunidos en Bruselas, los líderes de la Comunidad Europea recibieron desinteresadamente los comentarios acerca del proceso de Brexit que planteó la Premier del Reino Unido, Theresa May, antes sus pares. Por ahora según el resto de los mandatarios europeos el proceso ha sido extremadamente lento y sin grandes avances producto de la falta de claridad por parte del Reino Unido, donde May está perdiendo poder interno para continuar con dichas negociaciones dada la falta de mayoría que tiene en el parlamento. Finalmente, en la región un subcomité del Congreso brasileño rechazo la instancia judicial para enjuiciar (por segunda vez) al actual Presidente Michel Temer. Se espera que esta semana la Cámara Baja del Congreso brasileño rechazará en su totalidad el juicio dado el apoyo político que sigue recibiendo Temer. 

Esta penúltima semana de octubre partiremos con la publicación de las lecturas preliminares de los PMI a nivel mundial del mes de octubre a medida que se van digiriendo los resultados parlamentarios en Japón donde Abe estará delineando su estrategia en pos de un cambio constitucional profundo, elemento que ha sido la base de su agenda política desde que asumió el mandato gubernamental el año 2012. Entre medio los discursos políticos en China continuarán generando titulares día a día dando señales del programa gubernamental que seguirá el gobierno de Xi Jinping en los próximos cinco años.
En Estados Unidos se publicarán más datos del sector inmobiliario conjuntamente con la primera lectura del crecimiento del PIB del tercer trimestre (estimado en 2.7%). En Europa el Banco Central estará dictaminando política monetaria el próximo jueves 26 de octubre donde se espera que el Presidente de dicha institución, Mario Draghi, formalice un plan de salida para el exhaustivo programa de liquidez que viene instaurando. Se espera que durante el año 2018 las compras de €60 mil millones mensuales se reducirán gradualmente mes a mes tras que la inflación va tomando algo de tracción, aún cuando la del mes anterior fue ratificada en 1.5%.

Finalmente, hasta la fecha han reportado 85 empresas del S&P 500 estimándose por ahora que las ventas se expandirán del orden de 5.1% y las utilidades lo harán 1.7%. Esta última cifra fue corregida producto de los malos resultados de empresas como GE, P&G y otras que a pesar de encontraron en un ciclo expansionista no han logrado generar los cambios necesarios. Esta semana estarán reportando aproximadamente 190 empresas del S&P 500 incluyendo las cifras de Alphabet (Google), Amazon, Boeing, Caterpillar, Chevron, Coca Cola, Exxon, Ford, GM, McDonald’s, Microsoft, 3M, United Technologies y Visa. Los agentes de mercado estarán poniendo especial énfasis en los resultados del sector tecnología buscando determinar si es que éste viene operando con los fundamentales con los cuales se vienen fijando sus valorizaciones. Ya en la semana vimos como un recambio de papales de Apple hacia IBM permitiendo un repunte extraordinario en el precio de éste último (instrumento 10.2% en la semana)a pesar de que la empresa continuó, por 22 trimestres consecutivos, registrando menores ventas a nivel global frente a la creciente competencia.

Ante una pregunta plasmada la semana anterior acerca del momento que se viene registrando en los mercados bursátiles globales y aquellos registrados en octubre de 1987, cuando el mercado sufrió un ajuste dramático de casi -23% en sólo un día, en una primera instancia se podría argumentar que son pocos los elementos que se podrían destacar. Sin embargo, haciendo un análisis más amplio, parecería que hay un paralelismo lúgubre que emana de la silenciada voz de un posible desajuste. Es evidente, como bien sabemos, que los bancos centrales de las principales economías mundiales siguen experimentando monetariamente inyectando liquidez a destajo frente a un continuó (e inexplicable) proceso desinflacionario. Esta semana dos mandatarios monetarios del talante de Janet Yellen (Estados Unidos) y Zhou Xiaochuan (China) realizaron intervenciones que en cualquier otra instancia podrían haber afectado el ámbito bursátil. El más preocupante provino a media semana cuando Zhou Xiaochuan, frente a la cúpula del gobierno chino, mencionó que podríamos estar frente a un momento Minsky dando a entender de que se esta forjando, en algún rincón del sistema financiero global, una burbuja financiera que terminirá finalmente repercutiendo sobre el resto del mercado. Este comentario vino entre medio que China se esta tratando de reposicionar como un líder global por ende no fueron palabras al boleo. A ello se suman las palabras de Yellen quien argumentó que la FED tendrá que instaurar medidas pro cíclicas similares a las de la post crisis en un ambiente no tan áspero como el ocurrido hace una década atrás. Durante la crisis del año 87 similares alertas de un posible incendio financiero fueron silenciadas pasando a segunda plana ya que el desbordante optimismo hacía prever que no había riesgos por delante tras que los índices subían hacia nuevos históricos alejándose aparentemente de los fundamentales.

Por su parte, en el Reino Unido, tras que la tasa de desempleo se mantuviese en 4.3% y la inflación se encumbrase hacia 3%, es de esperar que haya un aumento en la tasa de política monetaria de 25 puntos hacia 0.5% el próximo 2 de noviembre. Sin embargo, dado que la inflación salarial se descomprimió hacia 2.1% (desde 2.2%) puede que haya disensión interna dentro del instituto emisor al momento de votar.

Entre medio de todo este ajetreo la economía china se expandió del orden de 6.8% (desde 6.9%) durante el tercer trimestre del año acompañada de una menor expansión en la inversión en activos fijo hacia 7.5% (desde 7.8%) pero una recomposición de la producción industrial hacia 6.6% (desde 6%) al igual que las ventas retail las que se expandieron 10.3% (desde 10.1%) en el mes de septiembre. Es de esperar que para cumplir el cometido de un crecimiento promedio de 7% durante el segundo semestre del año, como planteó el Presidente del Banco Central de China, Zhou Xiaochuan, se podría esperar medidas pro cíclicas en los meses que vienen siendo que la inflación se mantiene en 1.5% y la tasa de instancia monetaria en 4.35%.

 

 

 
 


 
 

  

Miércoles, 18 Octubre 2017 10:37

Un Tabú Bursátil

En los últimos meses, a medida que los principales índices accionarios siguen trepando día a día hacia sus máximos históricos, las voces que claman la posibilidad de una caída bursátil se han ido silenciando y hablar de desajustes en la renta variable estadounidense, de cualquier tipo, se ha vuelto tabú dentro de los comités de inversiones. Ello viene ocurriendo dado que cualquier argumento que se pueda utilizar para justificar un desorden bursátil tiene un contrargumento aparentemente más potente que por ahora justifica el mantener las inversiones largas sin tener que medir los riesgos prexistentes. No obstante, las principales bancas de inversión del país, como son Goldman Sachs y Morgan Stanley, continuaron reduciendo su exposición de riesgo durante el tercer trimestre como si ambos estuviesen quedando a la espera de un aumento repentino en la volatilidad evitando quedar atrapados teniendo que dar explicaciones eventualmente de posibles pérdidas si es que el mercado se da vuelta y les genera pérdidas. Es así que vimos como ambas empresas redujeron su VaR (Value at Risk) durante el tercer trimestre desalineándose de sus pares institucionales e inversionistas retail que siguen invirtiendo en renta variable posiblemente sin justificativo fundamentando. Es así que Goldman Sachs redujo su VaR hacia US$47 millones desde US$51 millones diarios mientras que Morgan Stanley lo hizo hacia US$43 millones desde los mismo US$51 millones que tenía como política el trimestre anterior. Evidentemente la estrategia para dichas empresas ha sido la adecuada ya que la reciente alza en las tasas de interés acompañado de un menor grado de volatilidad se ha visto reflejado en la generación de ingresos de sus carteras propietarias las cuales registraron marcados desajustes durante el tercer trimestre. La división de renta fija y commodities (FICC) de JP Morgan registró una caída en ingresos del orden de -27% mientras que las de Goldman Sachs lo hizo en -26% seguida por la de Morgan Stanley (-21%) mientras que la del Citi registró un desliz de -16%. Sin embargo, estos resultados se vieron contrarrestados ya sea por mejores márgenes de interés, mayor otorgamiento de crédito o simplemente, como fue el caso de Morgan Stanley, los activos bajo administración siguen flotando al alza generándoles mayores ingresos bajo el modelo de cartera discrecional. De hecho, la cartera de clientes discrecional de Morgan Stanley superó el US$1 billón durante el último trimestre representando casi 44% del total de sus activos. Es bajo este escenario que ayer el Dow, durante el día, sobre pasó por primera vez en su historia los 23,000 puntos, aun cuando cedió hacia 22,0997 hacia el cierre de la sesión.   

El primer argumentó que se podría justificar, y que fue utilizado reiterativamente antes de la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal (FED), fue que la introducción del recorte del programa de liquidez por parte del instituto emisor a partir de octubre y posteriores alzas en la tasa de instancia monetaria, desdibujarían el escenario bursátil. No obstante, la economía viene mostrando signos de un mayor dinamismo donde la producción industrial se aceleró hacia 1.6% (desde 1.2%) a pesar de los huracanes Harvey e Irma. Entre medio las expectativas de los constructores inmobiliarios revirtieron completamente la tendencia a través del Housing Market Index subiendo hacia 68 puntos (desde 64 puntos). El miércoles en el transcurso de la tarde estaremos revisando el Libro Beige que nos dará un pincelazo de como se viene expandiendo la economía que por ahora, según la FED de Atltanta, durante el tercer trimestre esta lo hizo del orden de 2.7%. 

El segundo argumento es que la sincronizada aceleración macroeconómica mundial, registrada en el año, tendría poca corrida una vez que el resto de los bancos centrales dejen de adoptar medidas monetarias laxas. Sin embargo, el contrargumento es que ninguno de los líderes monetarios de los países G30, que participaron este fin de semana pasado del simposio anual en Washington DC, adujeron a que dicho proceso podría llegar a su fin. Evidentemente, el Banco Central del Reino Unido puede que suba su tasa en su próxima reunión de 0.25% hacia 0.5% producto de las presiones inflacionarias que se viene forjando y una tasa de desempleo en 4.3%. Sin embargo, los bancos centrales de Europa y Japón y de otros países como Brasil, India, México y Rusia dieron a entender de que aún hay espacio para adoptar medidas pro cíclicas.

El tercer argumento que se ha planteado y ha sido rápidamente silenciado viene de los resultados trimestrales dada la desaceleración que se está registrando este trimestre. Sin embargo, de la muestra que tenemos hasta la fecha daría la impresión que el crecimiento en utilidades proyectado de 2% para el tercer trimestre quedará corto. Hasta la fecha no hay indicios que ni la banca ni el sector manufacturero ni tecnológico hayan registrado ningún desmán. De hecho, hasta las cifras de IBM publicadas ayer entraron por encima de las expectativas de mercado.        

El cuarto argumento es que hay una inminente posibilidad de que los precios de los commodities sufran una caída inesperada. Sin embargo, en la medida que la economía China se siga expandiendo cercana 7% y los países de la OPEP (y Rusia) sigan restringiendo la producción de crudo, es poco viable pensar que haya un infortunio en dicho segmento.

Finalmente, en el ámbito político parecería que las desavenencias internas entre Demócratas y Republicanos se van limando, en el frente internacional parecería que la diplomacia reina dando sustento a que por dicho bando sería poco probable un abrupto aumento de incertidumbre. 

En conclusión, a medida que todo flota hacia arriba se ha vuelto un tabú bursátil dirigir hacia un potencial desajuste bursátil, algo que eventualmente ocurrirá.    

 

 

Página 1 de 34